Asora Revista

La industrialización para agregar valor a la madera, el impulso a la construcción para aprovechar su efecto dinamizador y la tecnologización de las empresas para ganar en competitividad y poder exportar, son algunas de las prioridades que se establecieron en los diversos ámbitos de trabajo entre el gobierno y la industria. Por su parte, el sector privado conformó el Consejo Foresto Industrial Argentino (CONFIAR) para articular sus propuestas en el diálogo con las autoridades.

 

Durante el mes de diciembre se realizaron tres reuniones de la mesa de competitividad sectorial. Una del Acuerdo Económico y Social Foresto Industria, Madera, Muebles, Celulosa y Papel; una Reunión Técnica de Construcción con Madera; y una de la Comisión Asesora de la Ley 25.080 ´´Inversiones en Bosques Cultivados’’. De los temas tratados y los que se fueron consensuando en los encuentros del sector público y privado en el Acuerdo Económico y Social, se fue conformando una agenda de políticas a desarrollar durante 2021 que se adelantan en este informe de ASORA Revista.

 

 

Reuniones en diciembre para definir la agenda del año

 

En octubre de 2020 el gobierno lanzó el Acuerdo Económico y Social en el que se definieron los diez puntos de consenso sobre los que se trabajaría en el futuro en las mesas sectoriales de competitividad. En la oportunidad, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas explicó que esa sería la hoja de ruta que permitirá volver a crecer, asegurando que "la conformación de este espacio tripartito entre Estado, empresarios y trabajadores, es una apelación a que construyamos políticas públicas para volver a poner a la Argentina de pie". Hoy están funcionando 16 mesas de competitividad, entre ellas, la de Foresto Industria – Madera, Muebles, Celulosa y Papel.

 

En el marco del Acuerdo intervinieron por parte del Estado, los Ministerios de Desarrollo Productivo; de Trabajo, Empleo y Seguridad Social; de Economía; de Agricultura, Ganadería y Pesca; de Desarrollo Territorial y Hábitat; y de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Mientras que el sector privado estuvo representado por la Federación Argentina Industria de la Madera y Afines (FAIMA); Asociación Forestal Argentina (AFoA); Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel (AFCP); Asociación de Fabricantes y Representantes de Máquinas, Equipos y Herramientas para la Industria Maderera (ASORA) ahora las cuatro entidades reunidos en el Consejo Foresto Industrial Argentino - CONFIAR; y la Unión de Sindicatos de la Industria Maderera de la República Argentina (USIMRA); estableciéndose como dirección estratégica para el desarrollo foresto industrial: "Atraer grandes inversiones forestales y promover la construcción en madera generando un impacto positivo en la formalidad laboral del sector".

 

 Luego de tres reuniones se fijaron seis líneas de acción:

 

- Impulsar un esquema normativo que incentive y de previsibilidad a inversiones foresto-industriales de alto valor.

- Promover los sistemas constructivos con madera, fortaleciendo proyectos de construcción sustentable con impacto en economías regionales.

- Fortalecer una plataforma exportadora foresto-industrial que oriente incentivos hacia una mayor agregación de valor tanto en los segmentos de madera, muebles y celulosa.

- Promover la gestión forestal sostenible y el desarrollo de la economía circular.

- Mejorar los registros de formalidad laboral sectorial y consolidar agendas de formación y capacitación técnica.

- Sostener el financiamiento de los instrumentos consagrados por ley para el estímulo de la forestación.

 

"En cada una de las reuniones fuimos construyendo consensos en una serie de temas hacia los que el sector foresto industrial tiene que avanzar y que nos permitieron armar una agenda de trabajo para 2021. Y definimos de alguna manera, cuáles son las políticas que nos van a permitir en el mediano y largo plazo alcanzar las metas que nos estamos proponiendo para el sector", explicó Julieta Loustau, Subsecretaria de Industria de la Nación.

 

Leandro Mora Alfonsín, Director Nacional de Desarrollo Regional afirmó que "en el gobierno estamos convencidos del rol clave y estratégico que tiene la cadena de valor foresto industrial y el potencial que puede aportar al crecimiento de la economía en la Argentina". Y destacó la importancia que tiene el reciente anuncio de las cuatro entidades que participan de la mesa de competitividad AFoA, FAIMA, AFCP y ASORA en integrarse en el Consejo Foresto Industrial Argentino, porque sumado a la parte gremial de USIMRA, "nos permite consensuar diagnósticos, problemas y soluciones en un mismo ámbito de trabajo, y esto facilita mucho el armado de políticas para toda la cadena".

 

 

Prioridades en las políticas

 

Si bien a todos los temas consensuados se le asigna importancia, los funcionarios manifiestan especial preocupación por avanzar rápidamente en algunos que consideran fundamentales para cimentar el desarrollo sustentable del sector. Concretar un proyecto de ley de grandes inversiones forestoindustriales, está entre los principales.

 

En este punto Mora Alfonsín destaca el gran trabajo que viene realizando Daniel Maradei, Director de Desarrollo Foresto Industrial, en la recopilación de las mejores propuestas incluidas en proyectos que se habían presentado, en recabar todas las opiniones y visiones de los distintos sectores, y en gestionar la solución de aspectos críticos que traban las inversiones de este tipo, como el acceso a la tierra para forestar. A pesar de la complejidad que representa, el funcionario mostró su optimismo que durante el año el proyecto pueda estar en el Ministerio de Desarrollo Productivo, donde está la decisión de apoyarlo y empujarlo para que se convierta en ley a la brevedad.

 

Otros de los temas en donde se pone especial interés es en de impulsar la construcción con madera dentro de la línea de crédito para la vivienda PROCREAR y otros programas, y trabajar en la agenda del acceso a suelo urbano a nivel federal.

 

Según Mora Alfonsín, "no habría inconvenientes para impulsar la construcción con madera en la línea PROCREAR durante la primera parte del año. Es un tema de corto plazo", afirmó el funcionario.

 

Sobre la construcción con madera mencionó que siguen adelante las reuniones técnicas en el ámbito de la mesa de competitividad donde se están priorizando aspectos sobre normativas, reglamentaciones, estandarización, clasificación de madera, "son todos aspectos micro relacionados a los profesionales en los que necesariamente hay que trabajar fuerte si queremos que la madera se utilice en mayor proporción en la construcción de viviendas". También adelantó que próximamente Santiago Alejandro Maggiotti, secretario de la Secretaría de Hábitat, del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat se reunirá con la Mesa Foresto Industrial para aunar criterios que permitan que la madera sea aceptada definitivamente como un material tradicional de construcción, evitando requisitos innecesarios que impiden su crecimiento. Además, Mora Alfonsín consideró fundamental la utilización de las alternativas de financiamiento para construcción, por lo que se articulará con bancos e instituciones financieras, ya que dijo se dispone de capital para eso.

 

Como el resto de la economía, el sector tiene la necesidad de incrementar su flujo de exportación, por eso desde el Ministerio de Desarrollo Productivo se pone especial énfasis en el desarrollo de herramientas que promuevan una mayor productividad y competitividad (exportación PyME).

 

"En materia de internacionalización vamos a profundizar las mejoras y recoger las observaciones elevadas por el sector privado sobre derechos de exportación y reintegros. También serán prioritarios en la agenda los temas de calidad y de certificación, dado que hablamos de una cadena de valor compleja donde hay distintos tipos de medidas, de calidad y de certificación, sobre todo en los primeros eslabones, pero también en lo referido a reglamentos técnicos y la certificación de calidad en el mundo del mueble, un aspecto fundamental para poder ganar mercados en el exterior".

 

El funcionario señaló que se está trabajando estrechamente con la Secretaría PyME y Cancillería en el Plan Federal de Exportaciones. "La idea es que todo esté integrado de manera de ir solucionando y avanzando en la política que nos trazamos para 2021" aseguró Alfonsín.

 

Según Alfonsín, se está trabajando con la industria del mueble en lo que son los incentivos a la demanda de muebles y semidurables en general. "También queremos hacer algo vinculado a la producción de aserraderos que se dedican a la construcción. Algo similar estamos haciendo con otros sectores como motos; computadoras; juguetes; industrias culturales. Queremos que los incentivos desde el sector público estén bien orientados, que sean transparentes, trazables y que el dinero que se financia en materia de tasa o crédito, llegue a la producción nacional".

 

Mejorar la formalidad laboral y la incorporación de trabajadores con perfil foresto industrial a través de la formación continua, también ocupa un lugar destacado en las políticas futuras.

 

"Hay que tener muy claro el sendero de formación y certificación de competencias laborales. Debemos hacer un esfuerzo por lograr trabajos registrados, y que al mismo tiempo para los que deciden inversiones resulte fácil encontrar mano de obra calificada. Que en los momentos que se reactiva o crece la demanda no se formen cuellos de botella en la producción por falta de operarios calificados. Hay una decisión por impulsar todas las herramientas necesarias para mejorar la formalidad del sector y será un tema prioritario", concluyó Leandro Mora Alfonsín.

 

En la reunión del 16 de diciembre pasado mantenida dentro del Acuerdo Económico y Social para la Foresto Industria, Madera, Mueble y Celulosa y Papel, el sector privado acercó algunos temas y medidas que según los funcionarios serán tenidas en cuenta para incorporarlas a las políticas o acciones a implementar en 2021. La necesidad que el sector pueda reequiparse tecnológicamente se percibió como muy importante, y para ello contar con instrumentos financieros como el leasing sería indispensable, ya que con tasas razonables cada cinco años aproximadamente podrían renovarse máquinas y equipos, mejorando sustancialmente la producción no solo en volumen sino también en calidad y optimización de materia prima.

 

 

Principales ejes de la política foresto industrial 2021

 

- Consensuar un proyecto de ley de grandes inversiones foresto industriales.

- Impulsar la construcción con madera en PROCREAR y trabajar en la agenda del acceso a suelo urbano a nivel federal.

- Profundizar alternativas de financiamiento para la construcción con madera. Articular con bancos e instituciones financieras.

. Profundizar mejoras en esquema de DE y RE. Avanzar en agenda de calidad y certificación. Desarrollar herramientas que promuevan una mayor productividad y competitividad (exportación PyME).

- Construir herramientas que promuevan la economía circular dentro del Sector.

- Mejorar el acceso a Leasing para la adquisición de equipamiento, en conjunto con bancos públicos y otras áreas de gobierno.

- Fomentar esquemas de incentivo a la demanda de muebles y semidurables del sector.

- Fortalecer formación continua, incorporar perfiles de trabajadores foresto industriales, impulsar herramientas para mejorar formalidad laboral.

- Generar un esquema que de financiamiento previsto por la Ley 25.080 que otorgue previsibilidad y sustentabilidad a los proyectos. 

 

 

Por Roberto Luis Minoli

 

Maderera La Esperanza
Tef Quim
ASORA:
Asociación de Fabricantes y Representantes de Máquinas, Equipos y Herramientas para la Industria Maderera.
info@asorarevista.com.ar
+54 11 5235 0011