Con motivo del Día Mundial de los Bosques que se celebró el 21 de marzo, los máximos representantes del Consejo Foresto Industrial Argentino - CONFIAR presentaron su mensaje de unión, desarrollo y proyección nacional para el sector foresto industrial argentino.

 

Los presidentes de la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel (AFCP), Asociación Forestal Argentina (AFoA), Asociación de Fabricantes y Representantes de Máquinas, Equipos y Herramientas para la Industria Maderera (ASORA) y Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA), presentaron CONFIAR a la sociedad, cuyo objetivo principal es actuar en forma conjunta en temas sectoriales en representación de toda la cadena de la foresto-industria. 

 

Así lo expresaron los cuatro directivos en un mensaje conjunto difundido a través de las redes sociales.

 

CONFIAR se lanzó a nivel nacional en una fecha tan significativa para la bioeconomía, como es el Día Mundial de los Bosques, establecido en 2012 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. "Los bosques nativos y cultivados son hoy la fuente para la provisión de madera y productos derivados. Desde diversas organizaciones ambientales se sostiene que las plantaciones forestales gestionadas sosteniblemente son la opción más viable para proveer madera, quitando presión a los bosques nativos. Las proyecciones de demanda de madera realizadas por la prestigiosa WWF indican que para lograr que no se pierdan más bosques nativos se requerirán 250 millones de hectáreas de plantaciones forestales para 2050. Esto implica plantar globalmente siete millones de hectáreas por año", indicó la entidad a través de un comunicado.

 

El sector foresto industrial argentino agrupa un patrimonio de 1,3 millones de hectáreas de plantaciones forestales; 53 millones de hectáreas de bosques nativos; exportaciones por 550 millones de dólares; 100 mil empleos directos; y 6.000 Pymes de distinto nivel de transformación de la madera.

 

El sector forestal y foresto industrial de Argentina ‒nucleado en CONFIAR‒ se propone clarificar a la sociedad su actividad en cada etapa de la cadena industrial, derribando mitos e informando fehacientemente sobre el círculo virtuoso del uso sustentable del árbol. "Desde el procesamiento de la celulosa para fabricar papel, en la madera para construcción y muebles, en la generación de energía alternativa en base a biomasa forestal, fibras textiles y en todos los desarrollos incipientes en biorrefinerías, aplicaciones textiles y nanotecnología, entre otras", precisa la entidad. Añade que el sector tiene amplias posibilidades de expandirse rápidamente siendo un generador de empleos de calidad a través de inversiones que valoricen al bosque cultivado.

 

Las entidades que se unieron en CONFIAR lideraron el Plan Estratégico 2030 que muestra la posibilidad de atraer 7 mil millones de dólares en inversiones, la creación potencial de 186 mil empleos, con el aumento de las exportaciones en 2,6 mil millones de dólares.

 

 

Mensajes de los presidentes

 

Claudio Terrés, presidente de la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel (AFCP), expresó: “Somos un sector con una cadena de valor con alto potencial de crecimiento por condiciones naturales, pero con dificultades estructurales. Una cadena es tan fuerte como su eslabón más débil. Por eso, es necesario fortalecer a todos sus eslabones. El desafío es generar las condiciones para atraer inversiones de alto valor, que potencien el desarrollo de las economías regionales, aumenten las exportaciones y mejoren la balanza comercial del sector. El compromiso es hacerlo a través de una gestión sustentable, en donde la forestación contribuye a la mitigación del cambio climático y la reciclabilidad potencie la Economía Circular”. 

 

Osvaldo Vassallo, presidente de la Asociación Forestal Argentina (AFoA), destacó que “como forestales sabemos que para llegar a ese árbol perfecto –que será contribución al bienestar de las personas, como vivienda, mueble o libro– se necesita tiempo, cuidados, esmeros… El resultado que estamos viendo ahora, en donde los representantes de la cadena de valor forestal se unen para tener más fuerza para representar el sector, es eso. El resultado de muchos años de trabajo conjunto generó la confianza de que podemos –y debemos– articularnos para cumplir los objetivos del sector. Somos ramas de un mismo árbol y son más los intereses que nos unen a aquellos que, circunstancialmente, pueden hacernos tener una mirada divergente”.

 

Román Queiroz, presidente de la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA), sostuvo: “Toda la cadena de valor desde la forestación hasta el mueble tiene un enorme potencial con una capilaridad que llega a todos los rincones del país. Es un eje central que permite reactivar economías regionales, expandir el consumo mientras se piensa en el mercado externo. Nuestro trabajo como empresarios industriales no se limita a nuestro saber hacer del día a día dentro de la fábrica. Somos creadores de empleo, somos creadores de marca país, somos nuestras horas en las asociaciones y federaciones, donde buscamos destapar el potencial para un país cada vez más grande e inclusivo. Ya nos hemos trazado un norte en nuestro Plan Estratégico Foresto Industrial Argentina 2030, que reunió a eslabones distintos y hasta con intereses de corto plazo contradictorios dentro de la misma cadena de valor. No obstante, lo hicimos juntos, discutiendo, debatiendo, trabajando. Esa experiencia, ese ejercicio y aprendizaje es parte de la semilla de CONFIAR que debemos llevar a los espacios que cultivarán los consensos en Argentina. Tenemos todo para recuperar ese dinamismo necesario para crecer. Necesitamos darle centralidad a la confianza entre los actores de toda la cadena para potenciar nuestro trabajo y defender nuestros objetivos”.

 

Osvaldo Kovalchuk, vicepresidente de la Asociación de Fabricantes y Representantes de Máquinas, Equipos y Herramientas para la Industria Maderera (ASORA), destacó: “sabemos que, durante la próxima década, la actividad foresto industrial estará influenciada por el creciente protagonismo de los temas medioambientales. Desde ASORA aportamos soluciones para que la industria dé respuestas a las nuevas exigencias de un mercado donde los consumidores y la tecnología jugarán un rol fundamental. Al mismo tiempo, la tecnología 4.0 comienza a marcar el rumbo que tomarán en el futuro las industrias de la cadena de valor de la madera. En este contexto, la foresto industria deberá ser protagonista y mantenerse unida para lograr mayor representatividad y reconocimiento. Paralelamente, deben sostenerse y aumentarse las inversiones en infraestructura crítica, como trenes, puertos, energía, entre otros temas. Y a su vez, el desafío es acompañar a las empresas de la cadena foresto industrial para que puedan actualizarse tecnológicamente para aportar a la mitigación del cambio climático. Estamos convencidos de que en la foresto industria, la palabra "potencialidad" se debe reemplazar definitivamente por "realidad". Eso se logra trabajando juntos y con objetivos en común”.

 

 

Mensajes de los presidentes en video

 

Claudio Terrés, presidente de la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel (AFCP)

 

Osvaldo Vassallo, presidente de la Asociación Forestal Argentina (AFoA)

 

Román Queiroz, presidente de la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA)

 

Osvaldo Kovalchuk, vicepresidente de la Asociación de Fabricantes y Representantes de Máquinas, Equipos y Herramientas para la Industria Maderera (ASORA)

 

Maderera La Esperanza
Tef Quim
ASORA:
Asociación de Fabricantes y Representantes de Máquinas, Equipos y Herramientas para la Industria Maderera.
info@asorarevista.com.ar
+54 11 5235 0011